Skip navigation

Tag Archives: pena

– Hijo mío, eres grande por fuera y tierno por dentro. Eres tan perceptivo que eres como la nariz de un perro comparada con la de los humanos: mientras que a los demás sólo nos llega una mínima parte de lo que los otros sienten, tú lo abarcas todo.
Si eres tan grande es por eso: tienes que albergar una gradísima cantidad de sensaciones debido a tu enorme empatía. Sé que eres frágil pese a ese cuerpo al que todos temen.
Tienes tanto que albergar, tanto que reír y que llorar, tantos sentimientos que cambiar y afrontar que si no tuvieras ese cuerpo, te volverías loco.
O reventarías.

Obvio lo que siento

cuando es horriblemente cierto.

 

Agazapados fantasmas surgen

inesperadamente de las olvidadas aguas

para recordarme que sólo soy

un estúpido despistado.

 

Y es por eso que todo muere en mis manos

que no sé lo que acaricio

que no sé lo tengo

y se convierte en piedra

todo lo que toco.