Skip navigation


A la derecha un elefante rosa. A la izquierda un árbol verde pastel. Sobre su cabeza un cielo lila. Delante de ella, un largo camino multicolor algo sinuoso que debe recorrer.

Al ritmo de una canción que acababa de recordar, caminaba repitiendo el paso con un pequeño saltito. Su melena suelta cobriza oscura ondeaba y destellaba mientras avanzaba sonriendo al sol con los ojos entrecerrados. Su vestido blanco, arrugado de tantos juegos y buenos ratos pasados, bailaba con la brisa al compás de sus piernas.

En un giro de su extraña danza, volvió la cabeza hacia atrás, donde dejaba instantes difíciles para entonces y tremendamente fáciles con su nueva perspectiva. Las cosas a su alrededor habían cambiado, de la misma forma que ella tenía que cambiar de lugar ahora.
Sin embargo, pasaran los años que pasaran, ella seguiría siendo esa revoltosa, juguetona, sensible y honesta niña, caminando con pies de chica. Con ese juramento, volvió a girar sobre sí misma para encarar ese largo camino, que le deparaba más juegos y más trabajo, más diversiones y tristezas.

Se paró en seco, miró al frente y, después de atarse bien las sandalias, corrió hacia el horizonte, con mirada segura y desafiante.

A ver quién la paraba ahora.

—————-
Now playing: FULLARMOR – 華厳-kegon-
via FoxyTunes


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: