Skip navigation


El grito fue memorable.
Bajo la lluvia, lentamente fue tomando aire. Sus pulmones se fueron llenando despacio, teniendo cuidado de que el agua no le entrara por la nariz. En un rato estaba listo.
Fue tan sólo un segundo.
Se llevó las manos a la garganta y se dobló gritando.
Lo vi todo, fue memorable, épico. Fue aterrador.

No sé porqué gritaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: