Skip navigation


No puedo tener el cerebro parado. Debo hacer cosas continuamente. Da igual si es un esfuerzo intelectual o prestar atención a una serie. Si no lo hago, las neuronas se irán convirtiendo en cristal extendiéndose hasta solidificar mi cerebro, luego mis oídos, después la boca, por último mis ojos. Y todo se habrá ido a la mierda.
Tengo miedo de perder lo que he construido durante tantos años. Todo lo que he almacenado, aprendido y comprendido. Todos mis vicios y talentos.
Tengo miedo de perder el tiempo no haciendo nada.
Tengo miedo de haber perdido el tiempo haciendo cosas que al final no han significado o no significarán nada y que ahora parecen tan valiosas.
Por supuesto, tengo miedo de lo que haga, las decisiones que tome y sobre todo mis sueños no hayan servido absolutamente para nada.
El tiempo pasa y la juventud tiene un límite.
El mismo que su la libertad que supone.

Se acaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: