Skip navigation


No hay mal que por bien no venga.
No hay lágrima derramada inútilmente.
Pues de todo se aprende.
Pero antes de ni siquiera hablar hay que aprender otra cosa básica. Vital.

No tropezar dos veces con la misma piedra.

One Comment

  1. Te tomo la palabra y espero que sea verdad lo que dices, “no hay mal que por bien no venga…”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: