Skip navigation


Te equivocas.

Te equivocas de lado, de lugar y de momento.

Cada uno tiene su sitio.

Cada uno posee su lugar.

Tú te has desterrado del tuyo y no me vengas a llorar.

“Te equivocas”, te dije

Y ahora, con la mierda de tu avaricia hasta el cuello

me tiendes una mano suplicante desde el pozo donde te encuentras

una mano llena de mierda.

¡Apártate y quita!

Inconformista ser

vano, vacuo e iracundo,

que no me quiero contagiar de tu mal.

Estás condenado.

Y no me vengas a llorar.

Tenías tu mundo

y en vez de acogerlo

te atreviste a despreciar

pensando que tú valías más

y te lo dije:

“Cada uno tiene lo que tiene

si las cosas han de cambiar, cambiarán”

nunca falla

Te lo dije.

Ahora aparta.

Cállate y húndete.

Y déjame.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: