Skip navigation


Un día

el viento me tocó en el hombro

y fui viento.

 

Corrí por calles vacías,

Aullé en las esquinas

y jugué con hojas secas.

 

Entonces me bañé en olas

Olas de la mañanera brisa marina

Y fui brisa.

 

Paseé por las noches

Entre muelles y rompeolas,

Me deslicé por debajo de chaquetas

y, con delicadeza,

Puse los pelos de punta a los enamorados.

 

Entonces alguien habló bajito

De forma cariñosa

Y fui susurro.

 

Me descolgué de un lado para otro

De boca a oído

Riéndome a menudo

Tras ser oído sin vocalizar.

 

Entonces alguien susurró

“¿Me quieres?”

Pero nadie respondió

Sólo alguien suspiró

 

Y fui aliento

 

Y fui algo por mí mismo

 

Fui “…no”

 

Y lloré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: